Resoluciones de Año Nuevo

Spread the love

¿Te has encontrado alguna vez postergando las metas y resoluciones de año nuevo para el próximo?

Esto se debe, a que muchas veces no nos tomamos el tiempo necesario para realizar todo el proceso que implica establecer nuevas misiones y crear nuevos hábitos para lograr los objetivos del año que comienza.

En este artículo te invito a realizar cada uno de los pasos y ejercicios que  me han servido para mantener constancia durante los doce meses, que si nos descuidamos se van volando.

Todos nacemos con ciertas características que nos diferencian de los demás, inclusive de nuestros hermanos criados por nuestros mismos padres y en el mismo entorno. Por lo tanto, es responsabilidad de cada quien reconocer sus virtudes y sus retos sin avergonzarse de quien realmente es y además, ser consciente de los compromisos personales y sociales que se requieren para transitar esta vida. 

Primero, debes preguntarte: ¿Cuáles son los anhelos de tu corazón? 

Para transformar deseos en acciones primero debes conocerte a ti mismo y esto involucra todas las áreas, toma algún tiempo, pero te sugiero que comiences con una idea general y luego continúes el proceso de auto-observación para ir profundizando en cada una.

En este artículo clasifico las áreas de la vida en siete grupos:

1) Finanzas

Todos tenemos necesidades básicas por las cuales debemos tener una estabilidad financiera. Como por ejemplo la alimentación, educación, vivienda, etc. Ahorrar, mantener las finanzas en orden, asociarse con gente que realice las mismas actividades, son buenas prácticas que te ayudarán a administrar los recursos para vivir en balance y sin estrés. Tú relación con el dinero es como una relación de amistad, necesita atención y agradecimiento. El dinero te puede generar muchas oportunidades pero debes mantener esta relación limpia y positiva. 

Ejercicio: 

Dedícate a observar tu relación con el dinero, como hablas de el, si le echas la culpa por tus problemas o si más bien agradeces por lo que tienes y hasta dónde has podido llegar.

2) Crecimiento espiritual y personal

Todos tenemos la capacidad para ser instrumentos de increíble compasión y perdón, no debemos limitarnos a la creencia popular de que ser espiritual implica vivir en un monasterio o internarse en una montaña sin contacto con el mundo hasta que encontramos aquello llamado “iluminación”, pero el crecimiento personal implica actividades para cultivar paz interior, unirse a una organización sin fines de lucro o simplemente el hecho de mostrar gratitud y compasión hacia otros. 

Ejercicio: 

Te sugiero buscar un retiro donde puedas re-conectar contigo mismo, sin interrupciones, sin distracciones, donde puedas alejarte de los horarios, de las compras, del teléfono… Un espacio donde te dediques solo y únicamente a ti mismo. La práctica de la meditación te puede ayudar a controlar los pensamientos, incrementar la creatividad, crear estabilidad emocional y por consiguiente, mejorar la relación contigo mismo y con los demás.

3) Salud

Sabías que estar saludable es sinónimo de felicidad? La salud no solamente implica el buen estado físico, si no también a nivel mental; del mismo modo que le dedicamos tiempo al cuidado y limpieza del cuerpo debemos purificar y disciplinar la mente. De esto depende todos nuestros pensamientos, palabras y acciones. Si la mente y el cuerpo están en balance, podría decirse que nos encontramos en buena salud.

Ejercicio: 

Asegúrate de dormir suficiente cada día, presta atención a las situaciones que te generan estrés y al manejo del mismo, come natural y sin exceso, elimina las fuentes de toxinas como el alcohol y la comida procesada, mantente activo realizando algún ejercicio físico como el yoga u otro deporte, y práctica la meditación 

4) Familia y amigos

Desde que nacemos formamos parte de una familia, somos seres interdependientes. Compartimos el mismo espacio, los mismos valores y la misma genética. Cuando nos quedamos en nuestra zona de confort, empeñados en nuestro propio bienestar, es como ir en contra de la corriente; debemos aprender a compartir y respetar el espacio y la ideología de vida de nuestra familia y valorar todo el aprendizaje generado en base a esta relación. 

Ejercicio: 

Tómate unos minutos para hacer una lista de las personas que verdaderamente te importan (no incluyas a tus hijos, si tienes). Probablemente te darás cuenta de lo que ya sabías, pero es importante tenerlo actualizado. Ahora dale vuelta a la página y anota una lista de las 10 personas para las cuales crees ser importante. No tiene que coincidir una lista con la otra. Compara las dos listas y te darás cuenta que las relaciones no son necesariamente recíprocas. Con este ejercicio podrás decidir el tiempo, la energía y la fuerza que usas en cada una de tus relaciones. 

¡Rodéate de personas positivas que te ayuden a crecer!

5) Profesión

La profesión requiere pasión y compromiso. Comienza cuando nos apasionamos por una actividad para la cual tenemos la habilidad y el conocimiento hasta que poco a poco se va convirtiendo en un trabajo. Busca la luz en lo que ya haces y conviértelo en tu profesión. Comenzar a tener éxito en lo que haces es la clave para mantener viva tu profesión. 

Ejercicio:

Qué te apasiona? Cómo lo puedes aprender?  Realiza pequeños pasos a la vez, busca tus talentos. 

6) Diversión y Recreación 

Un determinante en nuestro bienestar físico, mental y espiritual es la forma de ver y resolver la vida, la manera de aceptar los retos con una mente clara y desarrollar la creatividad para resolver esos mismos retos. Estar contento viene desde adentro, sin embargo, existe un sinnúmero de actividades externas que nos permiten reír y disfrutar de la vida de una forma sana y divertida. Estar contento es una parte innata y representa como nos expresamos de nosotros mismos. Observa un bebé y como disfruta de cosas pequeñas, sus emociones son verdaderas y auténticas. 

Ejercicio:

Busca un actividad por semana que te genere placer para tus sentidos (que no sea trabajo), de pronto asistir a una clase de baile, montar a caballo, ir al cine, encuentra algo con lo cual te relaciones y que de pronto hayas dejado en el olvido. 

¡Diviértete!

7) Romance

En una relación de pareja, la comunicación es clave, el respeto mutuo y el entendimiento por reconocer las necesidades de cada uno es clave para que perdure el amor. Establecer pilares fuertes de afecto, entendimiento, valores y creencias son fundamentales para el crecimiento en pareja, así como el respeto a los objetivos y sueños individuales.

“Una relación de pareja es la unión en un momento determinado entre dos seres que han descubierto su amor propio y están comprometidos a cultivar y mantener ese amor para poder dar y recibir sin expectativas”.

Si cada parte comparte el mismo nivel de disciplina y perspectiva es muy probable que la relación funcione. Pero nos esforzamos por querer mantener relaciones románticas con personas completamente opuestas a nosotros. 

Ejercicio:

Has un listado con tus necesidades y otra lista con las características que te gustaría encontrar en una pareja romántica. Luego compara las listas y trata de observar si lo que pides es algo que estarías dispuesto a dar. Te sorprenderá saber que a veces no estamos lo suficientemente claros de lo que somos ni de lo que estamos buscando en otros. 

8) Entorno Físico

Existe un concepto hindú llamado Vastu Sastra, y se refiere a la organización de espacios y arquitectura y en los textos habla de cómo el espacio físico nos afecta tanto a nivel físico, mental, emocional y espiritual. La congestión y desorganización de objetos en el hogar y áreas de trabajo podría bloquear la creatividad y la claridad mental. Limpiar los espacios genera paz y un entorno ordenado. Estudios han demostrado que mantener los espacios ordenados pueden reducir la irritabilidad, el estrés, mejorar la productividad y evitar las distracciones. 

Ejercicio:

Es tiempo de eliminar el desorden; comienza por uno o dos cajones y selecciona lo que puedes regalar, botar y guardar. Asegúrate de dejar solo lo que necesitas y acomódalo de acuerdo a la frecuencia de uso. Luego toma un momento para conectar con tus sentimientos, te sientes más ligero? Con más energía? Inspirado a continuar el proceso de limpieza? Y así continúa en todos los espacios del hogar y del trabajo hasta que logres completarlo todo. 

Te animo a que revises cada área y califiques tu nivel de satisfacción en una escala del uno al diez, donde uno es igual a insatisfecho y diez es igual a completamente satisfecho. 

En este cierre de año te invito a realizar un pequeño ritual donde agradeces por todo lo que tienes, tus relaciones y las metas cumplidas en el presente año. Luego, escribe una lista con tus resoluciones de nuevo año tomando en cuenta todas las áreas y luego busca un lugar tranquilo donde puedas cerrar los ojos, inhala y exhala algunas veces hasta sentirte en calma y trata de visualizarte cumpliendo todas las nuevas metas. Cómo sería tu vida si todos los obstáculos fueran removidos? Créete capaz de lograr cuánto te propones, si no sientes ahora mismo esa confianza, comienza por crear una lista de tus logros anteriores donde te has sentido victorioso. 

Finalmente, conecta con esas cualidades que te hacen sentir orgulloso de ti mismo y crea afirmaciones que te motiven a diario a cumplir tus deseos. 

“Desde el ser que habita en mi, honro y agradezco al ser que habita en ti.”

Namaste 

Facebook Comments