“Mi mamá me mima” o cómo definir la definición de amor más puro

Nunca vas a sentir el amor incondicional hasta que te conviertes en mamá, dicen por ahí… Me he inspirado en esta frase que aprendes a leer en tus primeros años de vida: “mi mamá me mima” ya que es de las primeras cosas que aprendes a leer.

Has pronunciado mamá desde que tienes memoria

Probablemente mamá es la primera palabra que aprendiste y pronunciaste. Y supongo es natural por el lazo que siempre va a existir con ella.  Hace unas semanas durante una platica mi mamá dijo: puedes perdonar todo a tus hijos sin importar lo que hayan hecho por el simple hecho de haberlos parido.

Y me he quedado pensando esto porque, la mayor parte del tiempo o, en esta búsqueda de la felicidad, lo que buscas es encontrar tu propia versión de amor. Y ahora es mi madre quien habla desde su trinchera.  Desde chicos nos vamos construyendo un concepto propio a través de la experiencia, sin embargo, las primeras experiencias son aprendidas en el núcleo familiar.

Del perdón nace el amor

Y sí, a palabras de mi madre, te perdono porque eres mi hija,  me deja pensando en lo siguiente.  Uno no conoce cuánto te puedes querer o querer a alguien hasta que hiere las fibras más profundas del alma y es el amor incondicional el que cura la herida.

Pero el perdón es el eslabón que va a unir estas dos cuestiones, sin embargo, es el amor quien va a soldar los eslabones y hacerlos más sólidos. Es ahí cuando logras tocar entre amor y dolor cuando perdonas, cuando en realidad te planteas seguir adelante y dejar ir el dolor. Y frente al dolor, la posibilidad de trascender una relación fundada en la pureza.

El amor se sublima cuando lo cultivas dentro de ti…

En la meditación encontré una manera pacífica de cultivar el amor y abastecerme de energía positiva. Sin sonar muy mística ni dar una denotación esotérica, meditar ha traído grandes beneficios, sobretodo el de aprender a auto observarme, ir aceptando cada uno de mis defectos y virtudes. Y es a partir de esta aceptación que la carga mental se libera y aprendes a quererte sin la dependencia de algo externo para saber que te quieres.

No necesitas más que encontrar calma en tu interior para que poco a poco encuentres la forma de cultivar el amor, una vez que te aceptas tal cual eres, te perdonas y vives más presente. Es aquí donde te vuelves incondicional de ti misma y te preparas a expresar el amor en sus diferentes matices.

Photo credit: Marcie.

 

 

Excusas Para no Alcanzar tus Sueños

A veces la curiosidad no es suficiente para crear nuevos hábitos o alcanzar tus objetivos y sueños. Nos llenamos de excusas, las cuales, probablemente solo sean una forma disfrazada de nuestros temores o simplemente estar en una zona muy segura de tu vida.

Pero, ¿Qué podemos hacer para salir de nuestra zona de confort y empezar con el pie derecho un sueño guardado en la gaveta del escritorio o un proyecto nuevo? Personalmente salí de mi zona de confort hace casi un mes, aunque mis planes cambiaron tiempo atrás… y me dediqué a cerrar ciclos enfocándome en mis nuevas herramientas que aprendí a lo largo de 3 años.

Y este cambio fue porque porque mi espacio laboral se transformó. Vuelvo de nuevo al trabajo como freelancer y me siento lo bastante apta para sobrevivir en el medio.  Esto me ha llevado mucho a la reflexión y a no olvidar el enfoque a mis proyectos que están sobre ruedas, a los que dejé en el cajón del escritorio y los que apenas visualizo.

Lo que me ha llevado a encontrar desde mi silencio interior las mil y un excusas que hago para seguir en el lado cómodo de las cosas y es una lista larga. Sin embargo, les comparto mi lista sobre cómo enfocarte a nuevos retos a través de fomentar hábitos positivos en la vida.

  1. Haz conciencia del momento presente.  Estar en el presente implica varias actividades en el día que te enfocan en el aquí y el ahora. Y,  ¿cómo hacerlo? Para mí lo que mejor funciona es meditar el tiempo que mi mente requiera por la noche para irme a descansar tranquila y levantarme meditando para tener la energía necesaria para el día.  Otra manera para estar presente durante mi día es observar a detenimiento algunas actividades rutinarias, por ejemplo, cuando lavo los trastes o me doy cinco minutos para leer o dedicar un tiempo a mi hobby de preferencia.
  2. Observa actividades simples que haces en tu habitación. La más sencilla es ordenar tu cama después que despiertas. Aunque sea algo que hagas diario y sea de la misma forma, ayuda mucho a tu mente a seguir un orden, lo que no te será difícil seguir después el orden de cosas por hacer en el día. Ordena tu espacio y ordena tu mente.
  3. Observa tu cuerpo. Practicar Ashtanga yoga para mi es una lucha que gano los días en que me levanto temprano y hago de mi práctica una meditación activa. No hay mejor forma de estar consciente que practicar alguna actividad física, no necesariamente tiene que ser yoga, no importa la actividad que hagas si te deja una tranquilidad mental. Hace poco un conocido me dijo “no hago yoga porque no soy flexible”; para el no es una excusa, sin embargo es una realidad y probablemente un reto que no le interese hacer, el crecimiento personal y el autoconocimiento nos obligan a buscar nuevas cosas por aprender y hacer, no te detengas, haz yoga, practica, practica y sobrepasarás tus límites.
  4. Aprende cosas nuevas. Emprender un nuevo proyecto conlleva mucho a sacar a la luz lo que ya sabes y al auto aprendizaje, hoy día hay muchas plataformas con cursos sencillos en los que puedes aprender cosas nuevas. Hace dos años compré un violín que no he usado “porque no he encontrado un maestro para aprender a tocar el violín; sin embargo un amigo muy querido me dijo que hay una página donde puedes aprender lo básico de violín online, así que sin pensarlo ya he comenzado el curso como parte de las cosas nuevas que quiero hacer.
  5. LEE. Leer es una manera muy útil para ejercitar nuestro cerebro y mantener nuestras neuronas atractivas y habidas de conocimiento. Además, es una forma de mantenerte presente sin generar distracciones, simplemente por el hábito de seguir la mirada línea tras línea. Intenta leer todo tipo de textos, habrá cosas que se quedarán en tu memoria de por vida.

Cada día comienza de la misma forma y me voy a dormir de igual modo, pero lo que hace la diferencia en mi día es seguir esta lista y surfear las olas ósea “los nuevos retos” para no perder de vista mis objetivos. Estas cinco cosas me han ayudado mucho en mi nueva rutina, y mantienen mi mente aceptando cada reto que se presenta en el día. Si tienes alguna rutina en especial déjala en los comentarios, me gustaría mucho saber qué haces.

 

Fuente: Shutterstock

4 Easy Ways To Release After-Office Stress

Once we get into the economic society and establish a daily routine, our life becomes pretty predictable: wake up, shower, dress, eat breakfast, go to office, come back home. How do you feel once your work day is over? Do you sometimes find yourself still thinking about the work when you could actually be giving this time to yourself?

In order to give a break to your mind and avoid thinking about the work once the day is over, it is very important to create a new habit. Here I would like to share what I do on my daily life in order to stop thinking about work.

1. Find a physical activity that relaxes your mind

Doing a physical activity on your daily routine will do more than just release your stress. We always hear “healthy mind in a healthy body”, and it is true. Exercise bring a bunch of benefits such as producing endorphins that will help you be happier, regulate your calories, build strong muscles and bones and generally improve your well-being.

As a person who practices yoga I strongly recommend you to start the journey as yogi. However, if you feel like doing something more active, you may choose any of these: going to the gym, cross-fit, swimming, even dancing could be an option. 

No matter which activity you chose to practice, the important is the perseverance of doing the exercise which will allow you to make it a habit until it becomes something natural to you on your day-to-day basis, just like brushing your teeth or eating breakfast. 

2. Spend time with someone you care for

Once returning home from office, many of us continue either thinking about the work or just spending time on social media or TV. We may often skip even having dinner with our family members and spend a quality time together. Here is another simple, yet important aspect that will help release after-office stress: spend time with your family or someone you care for.

There is noting more rewarding than meeting real people and sharing quality time together. Go for a dinner with your friend or have a cooked meal at home with your family. You may even organize some activity together, like going for a movie, attending a concert, or just sitting in a park, talking and enjoying the nature.

We are a part of the society and living real life apart from social media will give you fresh energy to be used for the time that you spend at the office and need to be productive again.

3. Disconnect yourself

Living in a busy life, being overwhelmed with many responsibilities and equipped with many gadgets that require our immediate attention, it is very important to allow some precious moments to absolutely disconnect from everything.

One of the main things that we usually do is to get online right after finishing our work. Though you may be using internet for personal reasons and scrolling through your Facebook or Instagram just for fun, this habit actually does not let our brain rest fully. We are still consuming information and making ourselves engaged in external events or happenings. Try to be at least 5 minutes only with yourself. It will give space in your brain to slowly connect from one activity to another. You will see how after 5 minutes of being with yourself, you will do every next activity with more awareness and enjoyment. Be aware to approach those moments of silence in the most positive way.

4. Meditate 1 minute as a first step

To meditate for 1 minute a day? Yes, start with baby steps. 1 minute meditation after finishing your office work will create an empty space in your mind that will positively help you get rid of your thoughts, but not only that. It will create a habit to consciously decide on spending time to release and relax your mind.

Meditation is a very simple tool that you can use to relax your body and the mind. The main purpose in meditation is to focus your mind on a single thought. Is it possible? Yes, eventually when your practice becomes more constant and you add more minutes to your meditation, you will be able to spend more time and train your mind to be focused on a single thought. And this is where the magic happens: when you observe your mind relaxed and concentrated, you will observe how easy your body starts to relax with every breath in and out.

No need to take your work home and stress about it. All it takes is creating a new habit which will not only make your mind and body relax; it will increase your productivity at work.

Have you tried any of these tips before? Share with us and Jason L how it was and let us know if you have ideas for more tips that could help release after-office stress.

Mi Lucha Interna Del Día A Día: Practicar Ashtanga Yoga

http://www.ayurveda-awareness.com.au/news/no-time-for-yoga/

Cada mañana suena la alarma a las 6:00 a.m. Sin abrir los ojos y, supongo que en ese lapso de solo algunos segundos, recurren a mi mente mil y un pensamientos y excusas para no levantarme. Finalmente abro los ojos y mi primer pensamiento consciente es “PAIN” en español “dolor” (y es en inglés por ser más rítmico y rápido de asociar a ese pensamiento madrugal).

Por otros 15 minutos mientras me voy a la ducha a despertar finalmente, otra secuencia de mil y un excusas para no hacer yoga vienen a mi mente.  Para mi, cada mañana es una lucha interna mental para levantarme y hacer un esfuerzo sobrehumano para salir de casa e ir al shala (estudio de yoga) donde hago mi práctica.

El inicio

Comencé a practicar yoga en el 2004 y no me enamoré la primera vez de la práctica. El primer día apenas y pude sostener el volante para regresar a casa. El amor vino después cuando pude levantar mi pie, tomar el dedo gordo y hacer lo que nunca pude en la barra de ballet. ¡Aplausos! Estuve practicando alrededor de 6 meses, no recuerdo la razón por qué dejé de ir pero la semilla se había plantado, tardó en germinar otros años más para considerarme una estudiante de yoga.

Los años vacíos

Mi práctica varió por otro par de años, algunas veces lo hacía por algunos meses y así. Fue en el 2013 después de ir a mi primer retiro de Peace Revolution y de practicar meditación en serio que hubo una intención por querer retomar el yoga.

Entre 2015 y 2016 me vino a la mente la necesidad de ir a practicar Ashtanga a la fuente, a Mysore India; y sabía en ese momento que el camino no sería sencillo ni fácil si no hacía del yoga un hábito. Retomarlo, como la meditación cuando deja de ser un hábito, fue difícil, dolor emocional y dolores musculares varios. Si dejaba de practicar y volvía unos días después la sesión se volvía dolorosa y me sentía un costal de arena que tenía que levantar.

Flow…  o el compromiso conmigo misma

Hace casi un año sentí el flow y decidí ir a India este año para ser una estudiante más de yoga en Mysore.  Antes de irme a India, tuve la oportunidad de estar en retiros de meditación, los mismos que me ayudaron a afinar la auto observación y la contemplación.  Una vez de terminar mi temporada de maratones de meditación estuve lista para subir a un avión y continuar con el reto: 1 mes de práctica son Saraswathi Jois, hija del famoso Gurú Pathabbi Jois y mamá del Gurugui Sharat.  Después de este mes de práctica fui observando cómo mi cuerpo se fue haciendo más dócil a la práctica y como  el hecho de meditar y hacer yoga te da un estado de atención que antes no había experimentado.

Photo credits: Mmatad, me with Saraswathi Jois

Ya de regreso en casa seguí con la práctica y con mi lucha interna. A veces hay muchos distractores como en todo. Pero supongo que lo que me sigue moviendo internamente es esa necesidad de mi mente por mantenerse alerta a cada respiración, a cada movimiento y regresar a casa, meditar y sentir que se ganó una batalla más.

Desde mi muy personal punto de vista, el desarrollo personal es eso, es una lucha por continuar y por sentirse agradecido por cada nuevo hábito que pudiste mantener en el día, por esa decisión tomada y que fue la más acertada. Hasta hace poco entendí por qué mis maestros de meditación, monjes budistas tailandeses, recomendaban practicar yoga; y no fue hasta que logré una sincronía de respiración con ojos abiertos (haciendo yoga) y ojos cerrados (meditando) que vi la imagen completa.

Hacerte consciente de cuidar la mente y el cuerpo te lleva a un desarrollo de nuevos hábitos más saludables, de empatizar con las personas que están a tu alrededor y de simplemente disfrutar el momento presente, aunque el dolor y la lucha despierten al día siguiente.

Sea cual sea el deporte que practiques de forma continua recomiendo ampliamente tener espacios para tomarte una pausa, respira, duerme o medita si quieres. Hay algo que me ha marcado mucho este año y me sigue haciendo sentido, citando a Murakami El dolor es inevitable el sufrimiento es opcional.

Photo credits: Mmatad