Ser un Catalizador de Relaciones

Spread the love

¿Quién soy?

Esta es la pregunta que ha hecho que muchos de nosotros lleguemos a donde estamos hoy. Si no somos el cuerpo y ni siquiera somos la mente, ¿quiénes somos realmente? 

Somos creados con un nombre, no el que nuestros padres nos dieron al nacer, sino el nombre que traemos por naturaleza. La impresión personal que caracteriza nuestra propia vida de los demás. Por esta razón es por la que nacimos en un lugar determinado, con ciertos padres, o sin ellos, y ciertas circunstancias alrededor.

En mi experiencia personal, siento que venimos a esta vida para definir quiénes somos realmente. Cada una de nuestras experiencias nos ayuda a reconocer nuestra verdadera naturaleza, no estamos solos, somos interdependientes. No en el sentido de que no podemos vivir sin los demás, sino, en el sentido que buscamos conexión para sentirnos SEGUROS. También es lindo pensar que queremos cuidar de los demás y, a cambio, cumpliremos nuestro propósito de vida.

Todo el mundo es un reflejo de nosotros, y el Universo trae exactamente lo que necesitamos, cuando lo necesitamos. Cada individuo trae un mensaje para el CRECIMIENTO personal, sólo si estamos listos y conscientes de ello, podemos tomarlo como una oportunidad en lugar de un obstáculo para la realización personal. Por ejemplo, escucho a mucha gente decir: Me arrepiento todo el tiempo que perdí con esa persona en lugar de decir: Agradezco a esa persona por mostrarme las partes que no me gustan de mí.

Al encontrar la identidad propia, se abre infinitas posibilidades para entablar mejores relaciones y más satisfactorias. Ser auténticos, implica que tenemos claridad de lo que podemos dar. Si estamos en busca de alguien especial, necesitamos convertirnos en alguien especial.

¿Cuál es la dirección correcta?

Si las interacciones personales son parte fundamental de la vida, es nuestro deber crear las más poderosas experiencias posibles. El significado detrás de esto, es descubrir a dónde vamos y con quién, por lo tanto, tenemos la libertad de decidir todo lo que queremos, diseñar y crear nuestro momento presente de acuerdo con nuestras necesidades básicas y el deseo de terminar el trabajo del autodescubrimiento; que por cierto, es INTERMINABLE…

Como seres humanos tenemos por naturaleza dos características principales: el autocontrol y el amor. No estamos destinados a ser débiles, esto es una realidad, ¡somos vida para ser renovada, sin importar el pasado!

El autocontrol es la supremacía del poder, la autoridad y la fuerza sobre nosotros mismos. Tenemos que decir no a las personas negativas y los entornos negativos. Se necesita algo para dejar de lado todo lo que nos aleja de ser felices, y este es el valor de rechazar lo que ya no nos sirve. Pero, una vez más, primero debemos conocer nuestros límites, nuestras debilidades y fortalezas.

Amarnos a nosotros mismos no significa que nos estemos volviendo egoístas. Que nos amemos a nosotros mismos significa que sólo elegimos que lo positivo venga a nosotros. Amar con una mente compasiva, requiere amar sin EXPECTATIVAS.

Y aquí quiero compartir mi punto de vista con respecto de las expectativas; no tener expectativas significa que no estamos esperando completarnos con los demás, o que no necesitamos nada de nadie, significa que nos encontramos completos y estamos listos para compartir nuestra totalidad con los demás. Todos tenemos algo que compartir; tiempo, conocimiento, espacio, intereses… es por eso que decidimos interconectarnos y compartir lo que más valoramos.

Encontrar el balance

Sé el cambio que quieres ver en los demás. Para convertirse en un catalizador, se debe comprender que la única persona que puede cambiar eres tu mismo. Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo tratando de cambiar a las personas y las cosas que nos rodean, pero el hecho es que estamos perdiendo nuestro tiempo.

Un buen amigo mío siempre me recuerda relacionarme con personas positivas y enriquecedoras sin importar cuál sea el objetivo final. También me anima a encontrar una motivación real en los nuevos proyectos, toda la energía que uso en la vida diaria (al trabajar, ofrecer voluntariado, salir con alguien, ayudar a mi familia y amigos) debe estar llena de buenas intenciones, poder y amor.

“Dejar ir y dejar ser”. El hecho de que decidamos ser más abiertos y tolerantes, no significa que no nos importe. Debemos mantener una buena perspectiva, desarrollar la capacidad de responder en lugar de reaccionar, evitar el estrés y los argumentos innecesarios, otorgarnos la posibilidad para la comunicación asertiva y el derecho a expresar mejor los sentimientos y necesidades, y finalmente, dejar atrás la culpa y la frustración.

Acciones para mantener relaciones de por vida

Crear vínculos positivos no es tan difícil, después de encontrar descubrir quiénes somos y buscar el equilibrio adecuado, es hora de probar nuestra sabiduría interior y comenzar a corregir los hábitos para mantener ese equilibrio y no perder el rumbo. ¿Cómo podemos hacerlo más fácil?

Ser agradable

Soltar el ego, dejar de tratar de estar en lo cierto en todo, especialmente cuando se trata de relaciones de pareja o conyugales. Está bien estar enojado con alguien por un momento, pero pregúntate a ti mismo la razón por la que te sientes así. Un simple “tienes razón, lo siento” nos une el uno al otro.

Diálogo positivo

La capacidad para hablar es una de las formas de conectarse. Ser consciente de dar cumplidos y gratitud a los seres queridos, reír y tener un buen sentido del humor, hacer planes para una reunión social, asi como cuidar el tono de voz que usa, es parte de la mentalidad que necesitas para sentirte bien y hacer que los otros disfruten el tiempo juntos.

Compromiso

Como dije antes, no podemos completarnos con alguien. Es necesario dar espacio y una comunicación adecuada. Todos tenemos necesidades y opiniones propias, debemos respetarnos y compartir los intereses, y si es posible, motivarnos a seguir sueños y aspiraciones.

Aceptación

Cuando nos vemos como realmente somos, con los buenos y los malos hábitos, automáticamente estamos conscientes de la naturaleza de la vida y dejamos la necesidad de tener que cambiar a otros.

Mantener la calma

Hacer un esfuerzo para estar conscientes, cultivar la paz interior en todo momento, ser el modelo a seguir para todos alrededor. Hacer que la mente sea neutral en todos los sentidos, todas las cosas que disfrutamos con nuestros sentidos morirán o terminarán en algún momento en el futuro, aferrarse a ellos retrasará la purificación de la mente.

Ser un catalizador de relaciones significa que somos capaces de interactuar los unos con los otros, conociendo nuestra propia identidad, y aceptando la identidad del otro, de forma acertiva y amorosa.

“Qué tan profundamente tocas otra vida, es cuán rica es la tuya”

-Sadhguru

 

Facebook Comments