La autosanación, un super poder innato

Spread the love

Cuando nos enfermamos solemos verlo como algo negativo, o al menos es la primera reacción que tenemos al escuchar un diagnóstico no deseado. Sin embargo, tenemos más alternativas que las convencionales para cambiar ese resultado. Te invito a descubrir en este artículo un super poder innato que todos tenemos.

Si bien, gracias  a la tecnología contamos con grandes avances en la medicina, ¿Te ha pasado que por más medicinas que tomas, no ves diferencia, no sientes mejoría? 

Pues esto se debe a que el ser humano es tanto cuerpo como mente y espíritu, y cuando enfermamos nuestro estado del ser enferma y para curarnos necesitamos activar nuestro poder innato de autosanación.

Según La Organización Mundial de la Salud (OMS): “La Salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social. Y no siempre la ausencia de males”.

 

Un sistema increíble

Foto: Unsplash

Los seres humanos contamos con un increíble sistema de autosanación que nos permite defendernos de muchas enfermedades y  mantener una salud óptima. Contamos con un poderoso e inteligente sistema inmunológico que nos protege continuamente. Es decir, nuestro cuerpo es un milagro de autosanación.

Entonces,  si esto es así ¿Por qué en ocasiones nuestro cuerpo no nos defiende? ¿Por qué   nos enfermamos o hasta podríamos llegar a morir de algo que el cuerpo tendría la posibilidad de sanar y sin embargo no lo hizo?  Pues esto se da porque existen 3 factores que pueden interferir con nuestro poderoso mecanismo de auto sanación. Y estos son: La forma en la que nos alimentamos, actuamos y pensamos.

– Cómo nos Alimentamos: Una mala alimentación es algo que afecta nuestra salud  y nos puede llevar a enfermar. En esto no hay novedad o sorpresa. Es importante mantener un balance  en la forma en la que nos alimentamos, sin llegar a extremos y procurando que lo que comemos efectivamente nutra nuestro cuerpo. Así, como también es válido darse unos antojos.

– Cómo actuamos: Actuar de forma negativa sin duda detiene cualquier proceso de sanación y puede provocar enfermarnos aún más. Llevar una vida sedentaria, no hacer de ejercicio nunca, dormir muy poco, fumar, beber alcohol excesivamente o  utilizar drogas, llenarte de tareas estresantes y no hacer nada para liberar la tensión provocará que nos enfermemos sin duda.

– Cómo Pensamos: Mantener pensamientos negativos hacia uno mismo y hacia los demás, sentir enojo, tristeza o nervioso  todo el tiempo generará estados de ansiedad o depresión, lo que conllevará a debilitar el sistema inmunológico y bajar las defensas.  Nuestras creencias y la forma en la que pensamos impactan fuertemente en nuestra salud.

La mente es la que maneja al cuerpo, entonces,  ¿te has puesto a pensar lo importante que es aprender a utilizar tu mente a tu favor? Así como de manera física, tenemos la habilidad de auto curarnos, también podemos acceder a nuestra sabiduría interna para identificar por qué enfermamos.

 

El poder de la mente

Foto: Unsplash

Innumerables ejemplos de personas con diagnósticos fatales que han sanado con el poder de su mente, accediendo a su sabiduría interna y al intenso trabajo emocional al que se han expuesto es lo que menos falta. Pruebas del poder de nuestra mente tenemos miles! es momento de darle la importancia correspondiente y trabajar en ésto.

La autosanación,  el don de sanar el alma y con ello el cuerpo, es un poder que tenemos.  Y este es no es un concepto mágico o religioso, es un término relacionado con la ciencia, con leyes de Física, Química y Biología que rigen la materia, la energía y por consecuencia, el cuerpo.

Cuando nos enfermamos tenemos la oportunidad de ver qué es lo que está pasando  dentro de nosotros, es como un llamado de alerta de nuestro cuerpo. Desde el punto de vista de la medicina oriental,  nosotros decidimos enfermarnos, y esto lo hacemos para hallar una respuesta, un porqué que está dentro de nosotros. Es por esto, que ellos ven cualquier enfermedad como una oportunidad para asumir nuevos cambios, aprendizajes y caminos, una oportunidad para expandir nuestro ser interior.

Dicho esto, al saber que tenemos en nuestras manos el activar nuestro poder de sanación debemos ir hacia adentro, buscar en nuestro interior, preguntarnos, acceder a la sabiduría interna que todos tenemos y a la que tenemos acceso siempre. Para poder ir al encuentro de nuestro propio poder de sanación podemos utilizar la meditación como  el camino para calmar nuestra mente y alejarla de las preocupaciones que no nos permiten reflexionar, auto evaluarnos y encontrar aquella paz que nos permite ver lo afortunados que somos de estar vivos y que el cambio siempre está en nuestro poder. Si quieres saber un poco más sobre esto, aquí te tengo un programa gratis!

Luego de recordar esta información, ¿qué te parece si comienzas a conectarte nuevamente con tu poder innato de autosanación?

Facebook Comments