¿Cómo salir de tu zona de confort?

Spread the love

La zona de confort es un término que usa la psicología para definir un límite, espacio, territorio mental que como individuo ocupas, delimitando la zona de acción.  La zona de confort está delimitada por tus hábitos, rutina, conocimiento, actitudes y tu comportamiento. Es algo que conoces y es familiar para ti, esta es tu zona de dominio. Son las cosas que haces día a día.

Recién en un grupo de Facebook en el que pertenezco Medita.Conecta.Vive una amiga mía Tania hizo un reto para salir de la zona de confort que me inspiró a escribir este artículo.  Hay cosas que resonaron en mí y que quiero escribirlas y compartirlas con cada uno de ustedes.

Saliendo de mi zona de confort he logrado muchos objetivos que me he planteado en la vida y veo cómo las personas mas exitosas triunfan porque constantemente están sobrepasando sus límites. Me ayudó también a darme cuenta que el principal límite para no lograr las cosas que deseo soy yo misma, mi mente, y que para salir de mi zona de confort  no necesito hacer nada muy radical que ponga mi vida en peligro, pueden ser cosas pequeñas en mi día a día que con el tiempo significan cambios grandes y resultados importantes que deseo lograr.

Estos 4 consejos están muy relacionados  con tus hábitos comportamientos y actitudes:

1) Desarrolla un hábito positivo: “pequeños hábitos, grandes resultados” Hace poco supe de una técnica que te ayuda a desarrollar hábitos nuevos por ejemplo, el Iniciar una rutina para correr.  Esta técnica se llama mini hábitos; te recomienda empezar con pasitos pequeños para que poco a poco vayas integrando como parte de tu vida.  Inicia una rutina de la semana que sea sencilla para ti puede ser tres veces a la semana. No necesariamente todos los días puedes iniciar incluso sólo saliendo a caminar por 10 minutos y poco a poco ir logrando tu meta de correr tres veces a la semana y lograr una media maratón a un año. Lo importante de desarrollar un hábito nuevo es hacerlo regularmente, la clave está en la constancia.

2) Aprende algo nuevo: aprendí a hacer yoga y pararme de cabeza saliendo de mi zona de confort decidí hacer un reto de “100 días y mas” de yoga y pararme de cabeza. “100 días y más” es un grupo qué te apoya a aprender y practicar durante 100 días aproximadamente una hora al día lo que tú deseas aprender. Este reto significó salir de la zona de confort para mí porque tenía que ajustar mi horario, mi rutina, tenía que dedicar una hora el día a algo nuevo, lo que muchas veces significaba sacrificar algo que me gustaba hacer como ver película por hacer yoga.

3) Cambia algo en tu rutina cada día:  puedes elegir una ruta nueva al trabajo, a la universidad,  cepillarse los dientes con la mano izquierda no con la derecha como usualmente lo haces,   probar una fruta nueva o una comida nueva. Esto ayuda a que tu cerebro se acostumbre al cambio,  como seres humanos naturalmente no nos gusta el cambio. este ejercicio diario obliga a tu cerebro a tener una experiencia nueva cada día dándole el mensaje  que el cambio no es algo negativo sino más bien algo positivo.

4) Haz algo que te dé miedo: el miedo te paraliza automáticamente; es como un instinto de supervivencia,  porque tu cerebro está recibiendo la información de una situación de peligro. Muchas veces no logramos las cosas que queremos hacer por miedo a dar ese paso y es frustrante porque muchas veces este miedo es incluso inconsciente. Podemos tener miedo a cosas simples como preguntar por una dirección a un extraño o saludar con una sonrisa.  Te invito a que busques eso que te da miedo y te animes a hacerlo; puede ser algo pequeño como contar un chiste frente a tus amigos o algo más riesgoso por ejemplo saltar en paracaídas.

Ahora te invito a que agarres una hoja de papel y empieces a anotar con la mentalidad de un niño sin límites y con confianza.

¿Cómo vas a salir de tu zona de confort?

Facebook Comments